Marzo 2010 Miércoles 17

Publicado en por La Comunidad de Bea

Miércoles 17 de Marzo Miércoles 17 de Marzo

 

 

Muy buenos dias.

Antes de nada: gracias Luisi, linda, por abrir el hilo de ayer, y dale por favor a tu hija mayor un besazo de nuestra parte por su cumpleaños.

Ayer no pude entrar... ay... lo cierto es que no me sentía muy bien.

Es eso que nos ocurre a las mujeres cada !!#@##!!! mes y que a mí normalmente no me da problemas pero de vez en cuando a mi cuerpo le da por sublevarse con tanto cambio hormonal y tanto tejemaneje.

Claro que dicen que lo de después es peor. Mejor ni me lo planteo.

Las molestias físicas puedo mas o menos soportarlas. Pero mis cambios de humor son apoteósicos.

Claro que yo los soporto, pero los que están a mi alrededor huyen despavoridos (léase Juanjo y mis churumbeles).

Aunque no debería decir "cambios de humor" sino mas bien: "desproporcionados estados de ánimo".

Si normalmente soy quejica, durante estos dias (sobre todo "antes" de estos dias) soy un manojo de nervios y la perfecta personificación del mal humor.

Hoy mismo ya he dejado mi reguero de enojos varios en mi campo de batalla preferido:

Tiendas y supermercados.

Concretamente en una frutería, de esas en las que te sirves tu mismo y llevas la bolsitas al mostrador para que el dependiente o dependienta pese el contenido y acto seguido realice la correspondiente cuenta.

Cosa curiosa que sucede en dichos locales:

A pesar de estar haciendo juciosamente y como mandan los cánones, la oportuna cola esperando con paciencia mi turno, siempre hay alguien que deja su compra delante de tus narices y se vuelve a ir, tan ricamente, a buscar más productos.

Cuando regresa con un par de bolsas más, ignora con descaro toda la hilera de personas que están esperando bolsas en mano su turno y a la que puede (o "a la que le da la gana") se dirige al empleado:

"¿Me pesas esto y me cobras?"

Y yo, por supuesto, con ese tono tan dulce que utilizo en semejantes casos, le recrimino:

"Perdone..." (siempre empiezo mi alegato con un educado "perdone" para demostrale la educación de la que ella o él carece) "pero es que nosotros estamos haciendo cola". Sigo, imperturbable.

"Ah..." contesta, mirándome con algo muy parecido al desprecio "pero es que yo he puesto antes mis bolsas aquí"

"Sí, pero eso no significa que pueda pasar delante de todos" Sigo yo, empezando a ponerme de los nervios. "Usted no puede ir dejando su compra aquí e irse después a buscar más cosas mientras los demás vamos formando la ordenada cola. Debe esperar su turno como cualquier hijo de vecino y ponerse a la fila cuando tenga toda su compra hecha".

No hay manera. Siguen en sus trece y de allí no los sacas. Sin embargo a mí si que me saca: de mis casillas.

Por suerte siempre hay alguien que defiende mis lógicas teorias y asiente con la cabeza o incluso se atreve a meter baza en el asunto y darme la razón.

Pero tanto da: el personaje en cuestión se sale con la suya y el empleado o empleada termina por despacharlo para evitar discusiones.

Hubo una época en la que yo estuve despachando en una tienda.

Siento decir que era la dependienta mas repelente del planeta. Siempre estaba observando a quién tenía que atender y memorizaba el turno de los clientes que se acercaban al mostrador.

Cuando alguien intentaba colarse yo saltaba como un resorte: "No señor, a usted no le toca. Le toca a esa otra persona". Me miraban como a un bicho raro. Tanto los unos como los otros.

Bueno, y después de mi desahogo existencial y hormonal, os deseo que paséis un lindo miércoles.

Un besazo a todos

IBEL

 


Free Music Downloads | Free ringtones at EZ-Tracks.com

Etiquetado en Buenos dias Comunidad

Comentar este post