Marzo 2011 Lunes 7

Publicado en por Ibel

 

Mi estado de estrés ya no es el mismo. Ahora es mayor. Ha crecido, vaya.



Debe ser que está muy bien alimentado el puesñetero, que diría nuestra amiga Mico.



Como aún me quedaban un par de horas libres los viernes por la noche, algo impensable, he dicho que "sí" a una orquesta que me pedía ir a sus ensayos y conciertos.



Qué bien. Mi contrabajo y yo, arriba y abajo, yo y mi contrabajo.



Hoy me he levantado con el alma poeta.



Alguien me dijo hace poco:



"no sé como logras hacerlo todo"


"yo tampoco"

le contesté yo.

 

 

De hecho no se de donde saco una energía tremenda que me acecha por las mañanas.

Me miro al espejo, suspicazmente: "¿Qué estaré planeando'".



Claro que cuando llega la noche, ya no soy ni la cuarta parte de mi misma.



Mientras aún hago cosas (porque no olvidemos que yo sigo haciendo las cosas que se suelen hacer en casa cuando llego a ésta, sobre las 23.500 horas) decía que, mientras "hago" aún "soy", pero cuando "dejo de hacer", sencillamente "dejo de ser".



La versión del "Pienso, luego existo" "Hago, luego soy"

 

 Cuando todo ya está preparado para la mañana siguiente y para los quinientos años siguientes, me coloco en posición horizontal en el sofá.

 

Esa el la postura de desconexión.



Mi marido y yo solemos bromear acerca de ello. Una vez en esa postura, ya no hay nada que hacer.



El cuerpo parece pesar mil kilos más y de allí ya no nos levantan ni en grúa.



De hecho, levantarse para posteriormente ir a la cama supone un gran esfuerzo que a veces alegremente evitamos, y amanecemos tan ricamente y tan contracturadamente en el sofá.



En fin, voy a plantearme a poner a régimen a mi ya obeso estrés.



A partir de...no sé cuando, voy a alimentarlo poco y solamente cosas saludables.



Como todos los propósitos de este tipo: "empiezo este lunes" y una voz en off contesta: "Que te crees tú eso"



Besos a discreción.



IBEL


PD

Utilizando mi fantástica estrategia de cortar sílabas de las palabras y juntarlas posteriormente para recordar todo lo mucho que he de recordar a lo largo del día, hoy me he despertado con la palabra: Pizza Banal.



La pensé a las 5 de la madrugada. Buena hora.

Tenía que recordar comprar pizza (eso es evidente) y también que tenía que pasar por el Banco (el Banesto para mas INRI) pero no hay manera de recordar que puñetas es "al".



Llevo toda la mañana devanándome los sesos con eso.


¿Al?

 

 

 

Alcachofas?
Almacenar muebles?
A-lo -mejor no era nada?



Si alguien me puede ayudar, alabado sea.





Etiquetado en Buenos dias Comunidad

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post